NEUROPSICOLOGÍA

La neuropsicología es la disciplina que estudia la relación entre cerebro y conducta. Tiene como finalidad describir, diagnosticar y tratar las alteraciones cerebrales ya sean cognitivas, conductuales o emocionales, secundarias a una alteración funcional o estructural del sistema nervioso central, tanto en la edad adulta como en la infancia.

La evaluación es el primer paso a seguir cuando el paciente llega a nuestra consulta, ya que nos permitirá conocer que funciones cognitivas se hallan preservadas o afectadas.

Tras la elaboración de la historia clínica, se administrarán las pruebas necesarias para valorar las funciones cognitivas superiores, así como el comportamiento, la personalidad y el estado emocional del paciente. Las principales funciones a explorar son las siguientes:

  • Atención
  • Velocidad de procesamiento
  • Memoria
  • Lenguaje
  • Gnosias
  • Funciones visoespaciales y visoconstructivas
  • Praxias
  • Funciones ejecutivas

  • AFASIA.- La afasia es la pérdida o alteración del lenguaje, expresivo y/o comprensivo, como consecuencia de algún tipo de daño cerebral adquirido, afectando a personas que ya habían adquirido previamente esa función. Frecuentemente se asocia con alteraciones en la lectura y escritura:
    • ALEXIA.- Alteración de la lectura, como consecuencia de una lesión cerebral, en sujetos que tenían adquirida dicha función.
    • AGRAFIA.- Alteración de la capacidad para producir lenguaje escrito debido a una lesión cerebral, en personas que habían adquirido dicha función previamente a la lesión.
  • AMNESIA.- Alteración o pérdida de memoria como consecuencia de una lesión del SNC. La memoria está afectada de una forma proporcionalmente mucho mayor que otros componentes de la conducta o de la función intelectual.
  • AGNOSIA.- Afectación total o parcial de la capacidad de reconocer estímulos sensoriales (visuales, auditivos, táctiles…) previamente aprendidos, como consecuencia de una lesión cerebral adquirida. La afectación en el reconocimiento se produce en ausencia de trastornos sensoriales, del lenguaje o funciones intelectuales generales.
  • APRAXIAS.- Alteraciones que afectan a la ejecución de movimientos voluntarios, sin que existan defectos sensitivos, motores, perceptivos ni trastornos de la comprensión verbal.
  • DISFUNCIÓN EJECUTIVA.- Las lesiones en el lóbulo frontal del cerebro, producen la afectación de las funciones ejecutivas (concepto amplio que incluyen diferentes procesos cognitivos superiores). En la disfunción ejecutiva podemos observar dificultades en orientación de la atención, resolución de problemas, reconocimiento y selección de metas adecuadas, inhibición de conductas, control de las acciones dirigidas a una meta, anticipación de las consecuencias, flexibilidad mental, etc.

  • TCE.- Daño en el tejido cerebral que está producido por una fuerza mecánica externa y que se detecta por una pérdida de conciencia, por la presencia de un periodo de amnesia postraumática o por hallazgos neurológicos objetivos obtenidos mediante una evaluación física y del estado mental. (Traumatic Brain Injury Model Systems National Data and Statistical Center)

Las alteraciones neuropsicológicas son fruto del daño cerebral estructural que se ha producido, así como también de las complicaciones asociadas al propio TCE (hematomas y hemorragias cerebrales, edema cerebral, aumento de la presión intracraneal, hipoxia…). Los déficits tras un Traumatismo pueden ser muy variables, dependiendo de factores como la localización y gravedad de la lesión, edad del paciente, acceso rápido a servicios médicos, necesidad de intervenciones quirúrgicas, complicaciones posteriores, etc.

  • ACCIDENTE VASCULAR CEREBRAL.- Los accidentes vasculares cerebrales son un grupo de trastornos en los que se produce una lesión cerebral por un mecanismo vascular, con la consecuente alteración de la función de la región del cerebro afectada. Podemos encontrar dos tipos principales:
    • Isquémicos.- El flujo sanguíneo inadecuado provoca un área de infarto cerebral
    • Hemorrágicos.- Extravasación sanguínea en el tejido cerebral que produce una lesión y desplazamiento de estructuras cerebrales.

Las alteraciones neuropsicológicas asociadas a un AVC son muy variables, dependiendo de varios factores como el territorio vascular afectado, tamaño de la lesión, acceso rápido al tratamiento…

  • TUMORES.- Según Walsh, un tumor es un crecimiento anormal de células, organizadas en forma atípica, que crecen a expensas del organismo pero que no cumplen un propósito dentro de este. Se le denomina también neoplasia y pueden ser benignos o malignos.

El estudio neuropsicológico, en el caso de los tumores cerebrales, puede ser de utilidad para orientar la terapia, mejorar la descripción sintomática, ofrecer información pronóstica o establecer las secuelas de una posible intervención.

  • PROCESOS INFECCIOSOS.- Procesos que aparecen cuando el cuerpo es invadido por un microorganismo patógeno que produce una enfermedad. Los virus, las bacterias, los hongos y los parásitos, son algunos de los agentes patógenos que pueden ocasionar una infección.

Algunos ejemplos de patología infecciosa/vírica que afectan al sistema nervioso serían la meningitis, la encefalitis herpética, los abscesos cerebrales o el virus del VIH, entre otros.

  • DEMENCIAS.- Síndrome neuroconductual caracterizado por el desarrollo de múltiples déficits cognitivos que afectan a la memoria y por lo menos, a otro dominio cognitivo (es decir, lenguaje, funciones ejecutivas, atención, capacidades visoespaciales…) (American PsychiatricAssociation)

Las causas de demencia pueden ser múltiples, ya que existe una amplia lista de enfermedades y procesos que cursan con deterioro cognitivo y conductual. Las demencias más frecuentes son: la Enfermedad de Alzheimer, Demencia vascular, Demencia por cuerpos de Lewy, Demencia fronto-temporal, demencia asociada a Enfermedad de Parkinson, Parálisis Supranuclear Progresiva.

  • OTROS.- Epilepsia, hidrocefalia, síndromes metabólicos o alimentarios, esquizofrenia…

La neuropsicología infantil presenta unas características diferentes de la neuropsicología del adulto, ya que contamos con un sistema nervioso que se halla en proceso de desarrollo. La mayoría de los trastornos que hemos mencionado anteriormente (TCEs, tumores, procesos infecciosos…) pueden producirse en la infancia o la adolescencia. En este caso la evolución y el pronóstico serán diferentes a la del adulto, tanto por la plasticidad del cerebro, como por el nivel de adquisición de la función.

Además de los trastornos adquiridos, la neuropsicología infantil centra su interés en los Trastornos del neurodesarrollo:

  • Discapacidad intel·lectual.
  • Trastornos del espectro autista.
  • Trastornos por déficit de la atención con o sin hiperactividad (TDAH).
  • Trastornos motores.
  • Trastornos específicos del aprendizaje: dificultad en la lectura, la escritura o el cálculo.
  • Trastornos de la comunicación: Trastorno del lenguaje, trastorno fonológico y trastorno de la fluidez, tartamudeo, de inicio en la infancia.

La rehabilitación se planificará específicamente para cada paciente y de forma coordinada con el resto de profesionales implicados en su tratamiento. La patología neurológica que presente, la edad, el nivel de estudios, la red social y familiar, serán aspectos importantes a tener en cuenta de cara al pronóstico y la planificación de la rehabilitación.

En el caso de que las dificultades estén producidas por un proceso neurodegenerativo, el trabajo se centra en la preservación de funciones y de la autonomía, el mayor tiempo posible.

En otras patologías, por el contrario, el interés de la rehabilitación se centra en la recuperación de las funciones que se han visto afectadas por la lesión cerebral, con el objetivo de conseguir que el paciente pueda llevar una vida lo más normalizada posible, así como lograr la máxima autonomía.

Son varias las estrategias que el neuropsicólogo puede aplicar para trabajar las distintas funciones cognitivas que precisen ser tratadas:

  • Restauración.- Estimulación de las funciones afectadas.
  • Compensación.- Estimulación de las funciones preservadas.
  • Sustitución.- Utilización de ayudas externas para realizar determinadas funciones que se han visto afectadas (uso de dispositivos electrónicos como agendas o tablets, alarmas como recordatorios, carteles con datos a recordar…)

En la psicología infantil, el plan terapéutico variará si los déficits han sido producidos por una lesión adquirida, si son producto de un trastorno del neurodesarrollo o si se trata de un trastorno específico del aprendizaje. En este caso, se establecerá un plan reeducativo que facilite al niño los procesos de aprendizaje y que le proporcione herramientas eficaces para superar sus limitaciones.

La inclusión de la familia en el proceso de rehabilitación será fundamental tanto para intentar aplicar lo trabajado en el centro en su vida cotidiana, como para asesorar y apoyar a sus miembros, especialmente al cuidador principal, a lo largo de todo el proceso.

El trabajo multidisciplinar, coordinando la actuación de los profesionales implicados en el tratamiento (médicos especialistas, fisioterapeutas, logopedas, neuropsicólogos, terapeutas ocupacionales,…) va a ser parte importante del proceso terapéutico y facilitará la correcta evolución de la rehabilitación.

CONTACTAR

No olvide que cualquier duda que se le presente, nos la puede hacer llegar mediante llamada telefónica, e-mail o rellenando el siguiente formulario y nosotros con mucho gusto le asesoraremos.



Para más información, y sin ningún compromiso, podeis encontrarnos en:

CALLE

CALLE

Girona nº 84, bajos
08009 Barcelona

TELÉFONO / FAX

TELÉFONO / FAX

93 231 83 84

METRO

METRO

L4 - Girona

MÓVIL

MÓVIL

652 98 35 54

HORARIO

HORARIO

Lunes a Viernes
09:00-20:00 h

E-MAIL

E-MAIL

mdiaz@manfred-sa.com
recepcion@manfred-sa.com

MANFRED